Intratego

Blog

La hora de la Next Gen en la empresa familiar

Los millennials son los jóvenes nacidos en las últimas décadas del siglo pasado —entre 1981 y 1999—, que tienen por lo tanto entre 21 y 39 años en la actualidad. En muchos casos se trata de los hijos del fundador, quien puede estar entre los entre los 50 y 65 años. ¿Serán estos jóvenes capaces de capear este temporal post pandemia?

La tecnología al rescate de la empresa familiar

A propósito de los retos que nos genera la nueva normalidad muchas empresas familiares necesitan con urgencia incorporar tecnología.
Es en este momento que se vuelve necesario evaluar herramientas más avanzadas lo que lleva a inversiones en recursos de tecnología (hardware y software) que suele ser un campo desconocido para los empresarios. (Leer más)

Cómo revitalizar la empresa familiar post cuarentena

Estamos en un túnel, no en un pozo. Las empresas que sepan prepararse y moverse con prudencia y rapidez, verán la luz más pronto.
“Cómo revitalizar la empresa post cuarentena” fue el título del webminar que realicé para el PAD el martes 14 de abril y cuyas principales ideas resumo en este post. Recomendé estos conceptos (conocido como las 5F´s) para estar preparados y arrancar con las operaciones. (Leer más)

Cuatro temas que definirán el futuro de la empresa familiar después del coronavirus

El futuro de la empresa familiar está en juego. El futuro de muchas familias también.
La calidad de las personas y las organizaciones se pone a prueba en los momentos difíciles. Esta cuarentena, producto del coronavirus, supone la oportunidad de dedicar espacios para pensar en los temas de fondo que marcarán el futuro del negocio. Es responsabilidad de los órganos de gobierno —el consejo de familia y el directorio— discutirlos y dar las directivas adecuadas. (Leer más)

Tres ideas claves para la profesionalización de las empresas familiares

«Lo barato, sale caro» es una frase popular que hemos escuchado más de una vez de nuestros padres. Este mismo dicho podemos aplicarlo a las disyuntivas que rondan respecto a la profesionalización de las empresas familiares. ¿Qué debemos tener en cuenta para dar este paso? Aquí tres recomendaciones: Si quiere profesionalizar tiene que estar dispuesto a ceder el poder (Leer más)

La visión de futuro de la familia empresaria

«Si el éxito es un viaje, el faro que guía la travesía es el sueño compartido» [1]. Esta frase podría servir para cualquier empresa pero es especialmente cierta para el caso de las empresas familiares ¿Por qué? En este post pretendo explicar esta sentencia. (Leer más)

Tres frases que te ayudarán a ser gerente

“La Marina te paga un sol por dar órdenes, el resto de tu salario es para asegurarte que se cumplan”. Esta frase la aprendí en mis años de oficial y me ha acompañado durante toda mi vida profesional para recordarme la responsabilidad que tenemos quienes ocupamos cargos de dirección. Con ésta y otras dos frases traté de explicar al hijo de un propietario de empresa cómo corregir su desempeño para que pueda ser considerado como futuro gerente de la empresa.

 

 

¿Puedo evitar la corrupción en mi empresa?

Cuando somos testigos que quienes ocupan cargos o posiciones que velan por intereses mayoritarios y fundamentales caen en corrupción, nuestra decepción es inmensa. Cabe preguntarnos: ¿Está nuestra empresa libre de corrupción? ¿Podemos hacer algo para vacunarla? (Leer más)

En el mundial y la empresa: ¿talento o talante?

Hasta hace unos meses la selección no era más que un grupo de buenos jugadores, y hoy es un equipo de 23 guerreros que luchan con el corazón, pero también con la cabeza (como bien lo grafica Gareca) que busca superar en cada encuentro el rendimiento que lograron en el anterior. Que sirva esta reflexión para que en su empresa se desarrolle el espíritu competitivo basado en el talante de las personas. (Leer más)

Tres razones por las que no tengo los jefes que necesito

«El éxito y el fracaso son hijos ilegítimos: el éxito porque tiene muchos padres, el fracaso porque no tiene ninguno». Pasa en todas las empresas pero con más frecuencia en las empresas familiares que, cuando las cosas van bien, sobran pechos para recibir medallas; por el contrario, cuando las cosas van mal, no encuentras responsables.

Seguir leyendo